Descarga la recámara, suelta la empuñadura

viva el juego limpio, el peso muerto al cesto

disidentes de la pólvora, a la enmienda traidores

que disparen las estrellas, Gulliver entre gigantes.

Fogonazos en la cancha, fuego cruzado en pizarras

ok al corral los gallos, los duelos al banquillo

amenazas en la zona, entre ataque y contrataque

en defensa personal, armas a la taquilla.

No, no, no, no … no habrá preguntas

no, no, …. dejen sus armas.

Quieres sacar al lápiz punta, o algo limpio en todo esto

echas más grafito al fuego, y las calles ya arden solas

intereses de los lobbys, que el negocio caiga a plomo

hombre bueno y hombre malo, libertad de paranoia.

Quien arma al mercado negro o al crimen organizado

a milicias o al estado sino es el afán de lucro

en desiertos o en despachos, o en las selvas financieras

a la entrada de las canchas, a la salida de tu odio.

No, no, no, no … no habrá preguntas

no, no, …. dejen sus armas.

Descarga la reáamara, suelta la empuñadura

viva el juego limpio, el peso muerto al cesto

disidentes de la pólvora, a la enmienda traidores

que disparen las estrellas, Gulliver entre gigantes

No, no, no, no … no habrá preguntas

no, no, …. dejen sus armas.